Terapia de pareja

El objetivo general de la Terapia de Pareja es aumentar el nivel de consciencia de los miembros de la pareja para que o bien, puedan conseguir una relación suficientemente adecuada para ambos o si esto no fuera posible, puedan resolver la relación de pareja de una forma sana. Ambas opciones, implican un éxito relacional.

La terapia de pareja es un proceso de reeducación relacional, donde ambos miembros de la pareja deben participar del arte de ceder y conceder esfuerzos en acompañar mejor las necesidades del otro, para así, aumentar el nivel de satisfacción relacional y poder convivir con el otro de una forma que sea viable para ambos, en un proyecto de vida conjunto, a largo plazo.

El requisito imprescindible para la participación voluntaria y gratuita en el programa de Terapia de Pareja es la existencia de hijos/as menores de edad.

Las principales áreas a trabajar en una Terapia de Pareja son:

  • Mitos, creencias y expectativas sobre el amor y sus fases.
  • Mejorar la comunicación en pareja.
  • Mejorar la empatía relacional, reconociendo así las necesidades del otro.
  • Fomentar la reciprocidad positiva: Aumento de intercambio de conductas gratificantes.
  • Manejo y gestión emocional de las discusiones.
  • Comprensión de los patrones de apego y los modelos de dependencia emocional.
  • Reparación de la confianza en situaciones de engaños o infidelidades.
  • Mejorar el ocio en pareja y el ocio individual.
  • Mejorar las expresiones de afecto.
  • Mejorar la satisfacción sexual.
  • Establecer límites con la familia de origen.
  • Potenciar los patrones de relación y convivencia en parejas que aportan hijos de relaciones anteriores.
  • Aceptar llegado el momento, que la relación de pareja no es viable y resolverla de forma sana.